Exfiscal Luisa Ortega buscará llevar a Nicolás Maduro ante la CPI
Share this on

Exfiscal Luisa Ortega buscará llevar a Nicolás Maduro ante la CPI

La exfiscal jefe de Venezuela Luisa Ortega pidió el jueves a la Corte Penal Internacional (CPI) que juzgue al presidente Nicolás Maduro y otros altos funcionarios de su Gobierno por crímenes de lesa humanidad por asesinatos de policías y militares.

Ortega, que marcó diferencia con Maduro después de trabajar estrechamente con él durante una década, fue despedida en agosto tras oponerse al plan de Maduro de crear su Asamblea Constituyente. Huyó del país y ha viajado por todo el mundo denunciando presuntos actos de corrupción y violaciones a los derechos humanos.

Al presentar su denuncia ante el tribunal de La Haya, Ortega expuso unos 8,290 casos de asesinatos registrados entre 2015 y 2017 a manos de funcionarios bajo las órdenes del Gobierno y “como parte de un plan de limpieza social”.

El Gobierno no respondió de inmediato a una solicitud de comentario.

La acusación refiere incidentes de tortura, ejecuciones extrajudiciales y arrestos arbitrarios. Algunos de ellos tuvieron lugar durante una ofensiva contra las protestas antigubernamentales que sacudieron al país entre abril y julio de este año, dejando a al menos 125 personas muertas, algunas de ellas a manos de oficiales militares y policiales.

El Gobierno de Maduro acusó a Ortega de hacer la vista gorda ante la violencia de los partidarios de la oposición y también le endilgó una serie de cargos de corrupción.

La petición de Ortega también hace referencia a los homicidios que tuvieron lugar durante las redadas policiales conocidas como “Operaciones para la liberación del pueblo”, que han sido duramente criticadas por grupos de derechos humanos desde que comenzaron en 2015.

“Nicolás Maduro y su gobierno deben pagar por esto”, dijo Ortega.

La denuncia también acusa a altos funcionarios como el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y el jefe de inteligencia, Gustavo González, de estar involucrados en los presuntos abusos.

Los críticos de Ortega dicen que en su momento ella estaba estrechamente ligada con los esfuerzos de Maduro para reprimir la disidencia e incluso, antes de romper con él, había ayudado a encarcelar a los líderes de la oposición con cargos falsos.

El gobierno de Maduro insiste en que respeta los derechos humanos y dice que las manifestaciones de la oposición fueron esfuerzos respaldados por Washington para derrocarlo violentamente.

Con información de REUTERS