EE. UU. le toma la delantera a México en la llamada ‘batalla del atún’
Share this on

EE. UU. le toma la delantera a México en la llamada ‘batalla del atún’

La Organización Mundial de Comercio (OMC) confirmó un fallo con el que Estados Unidos le asestó un duro golpe a México en la llamada ‘batalla del atún’, debilitando sus reclamos por las restricciones impuestas desde Washington a las exportaciones del atún mexicano a dicho país.

Los jueces de la OMC favorecieron previamente a los mexicanos en el mes de abril del presente año, fallando contra las normas estadounidenses de atún y autorizando sanciones comerciales de México.

“La OMC dijo que México tenía el derecho de imponer aranceles por hasta 163 millones de dólares a las exportaciones de Estados Unidos, argumentando que los requerimientos de etiquetado de Estados Unidos discriminan el atún mexicano”, informó CNN en español. “Los 163 millones eran una cantidad igual a lo que México había perdido como resultado de no tener la marca otorgada por Estados Unidos”, añade esa cadena.

Sin embargo, el gobierno del presidente Donald Trump le argumentó a la OMC que una unidad suya del Departamento de Comercio modificó sus leyes de etiquetado el año pasado por razones de conservación ambiental. Por ende, se confirmó que dicha etiqueta de Estados Unidos está ahora de conformidad con sus estándares. Es decir, el etiquetado de “seguro para los delfines” no discrimina al atún mexicano.

Siendo así, los jueces del organismo mundial aceptaron la solicitud de Washington de suspender las reglas de la OMC que autorizaban las sanciones en su contra, descartando prácticamente (aunque aún no es oficial) lo anunciado el pasado mes de abril.

Por más de 20 años la llamada ‘batalla del atún’ se ha mantenido por la negativa de EE. UU. de etiquetar el artículo mexicano con la frase ‘Dolphin Save’, utilizada para certificar que al obtenerse el pescado no murieron delfines, explicó Publimetro.

Y es que el gobierno estadounidense piensa que los pescadores mexicanos no cuidan el medio ambiente y utilizan técnicas que ponen en riesgo a los delfines cuando son atrapados los atunes. “En las aguas orientales de la zona tropical del Océano Pacífico es frecuente que, por debajo de los grupos de delfines, se desplacen bancos de atún aleta amarilla. Cuando el atún se pesca con redes de cerco, los delfines quedan atrapados y muchos de ellos mueren, si no son liberados”, agregó ese medio.

Cabe resaltar que la Ley de Estados Unidos tiene medias estrictas para proteger a los delfines; es decir que, si un país exportador de atún no puede demostrar que cumple con dichas normas de protección a estos animales, le serán embargadas todas las importaciones.

En respuesta, la Secretaría de Economía de México informó que apelará el fallo de la OMC: “El Gobierno de México confía en el sistema de solución de controversias de la OMC y reitera su compromiso de defender los intereses de la industria atunera nacional en los mercados del mundo”, sentenció en un comunicado.