Detienen al exvicepresidente argentino Amado Boudou
Share this on

Detienen al exvicepresidente argentino Amado Boudou

La Prefectura Naval de Argentina detuvo al exvicepresidente Amado Boudou cuando se encontraba en su domicilio en el barrio de Puerto Madero. Previamente, las autoridades habían ido también por su socio, mejor amigo y presunto testaferro José María Núñez Carmona. El exfuncionario fue trasladado hacía los tribunales de Comodoro Py y posteriormente a la cárcel de Ezeiza, por orden del juez Ariel Lijo.

El expresidente es investigado por los delitos de enriquecimiento y asociación ilícita luego de que la justicia encontrara inconsistencias en su declaración patrimonial. Durante dos años el magistrado Lijo realizó una pericia judicial que arrojó la existencia de unos 80 mil dólares de origen ilícito que habrían sido puestos en circulación en el mercado legal. Sin embargo, esa no es la única razón por la cual el también exministro de Economía fue capturado.

Otro de los hechos tiene que ver con la compra de un departamento que Boudou le había regalado a su expareja, la periodista argentina Agustina Kampfer, quien en su momento fue citada a declarar y no logró justificar su patrimonio. La justicia busca dilucidar si la mujer figuró como testaferro del político, al igual que el empresario Núñez Carmona.

El tercer argumento que tuvo Lijo para detener a Boudou está relacionado con el blanqueamiento de capitales Carmona en el 2009, además de su propia declaración patrimonial que, según citó el diario Perfil, complicó su situación. En su registro contable, el funcionario presentó como propios 180 mil 700 pesos destinados a viáticos durante el 2009 y el 2011.

Debido a la magnitud de los delitos que se le atañen y a los contactos que posee, el magistrado Lijo optó por apresar al exvicepresidente para evitar que intente entorpecer la investigación. El argumento que planteó el juez fue calificado por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y actual senadora electa por el partido Unión Ciudadana como una “clara maniobra intimidatoria y extorsiva”.

En una carta publicada en su sitio personal, la exmandataria se encargó de recordar que Lijo es el mismo magistrado que tiene en su poder la causa del Correo Argentino cuya concesión hace parte de la Sociedad Macri (SOCMA). Tanto el presidente, Mauricio Macri, como sus familiares, son investigados por el acuerdo que pactaron con el Estado para rebajar a la mitad una deuda de 296 millones de pesos que durante 15 años mantuvo la empresa postal. En referencia a esta causa, Fernández de Kirchner sostuvo que el jefe de Estado tiene mayores posibilidades de entorpecer la justicia que el propio Boudou.

Lo cierto es que el diario La Nación enumeró diferentes sumarios que de cierta manera ubican al exvicepresidente en el centro de una red de lavado de dinero. Entre estos se encuentra la causa Ciccone, que responde a la única imprenta de papel moneda que opera en el país, ahora denominada Compañía de Valores Sudamericana. Aunque el abogado Alejandro Vandenbroele figura como su titular, para la justicia el dueño no es otro más que Boudou.

Durante sus funciones como ministro de Economía, el político habría favorecido a Núñez Carmona y a Vandenbroele en diferentes negocios con el Estado, motivo por el cual también es acusado de tráfico de influencias. El exvicepresidente también aparece en otras seis causas relacionadas con la malversación de fondos públicos, irregularidades en la compra de autos de alta gama y renegociación de deudas públicas, entre otras.