El expresidente Piñera y el continuista Guillier van a segunda vuelta en Chile
Share this on

El expresidente Piñera y el continuista Guillier van a segunda vuelta en Chile

El conservador Sebastián Piñera se enfrentará al senador de centroizquierda Alejandro Guillier en la segunda vuelta para la presidencia de Chile el próximo mes, luego de que la votación de primera vuelta le diera la victoria al expresidente, aunque con menos votos de los esperados.

Ambos candidatos mantendrían el modelo económico de libre mercado, pero el expresidente Piñera ha prometido políticas favorables a los inversores para acelerar el crecimiento, mientras que Guillier quiere seguir adelante con la reforma a la educación, impuestos y trabajo de la presidenta Michelle Bachelet.

Servel, la agencia electoral chilena, anunció que Piñera obtuvo un 36,6 por ciento con más del 98 por ciento de los votos contados, quedando por debajo del 50 por ciento necesario para una victoria absoluta.

Guillier, presentador de televisión de 64 años y elegido para el Senado en 2013, quedó con un 22,7 por ciento; dos puntos por delante de la candidata izquierdista Beatriz Sánchez, a quien le fue mejor de lo esperado y aseguraría que su Frente Amplio tenga influencia en el Congreso.

El resultado de Piñera estuvo por debajo de las expectativas planteadas por las encuestas, indicando que la segunda vuelta del 17 de diciembre probablemente sea una competencia más reñida de lo que se había esperado, especialmente si Guillier consigue aglutinar a los seguidores de Sánchez y de los otros cuatro rivales de izquierda que quedaron detrás de él.

“Vamos a tener una segunda ronda muy competitiva”, dijo el jefe de campaña de Piñera, Andrés Chadwick.

La encuesta de opinión más reciente realizada por el CEP el mes pasado pronosticó que Piñera aseguraría el 42 por ciento de los votos probables en la primera ronda y derrotaría fácilmente a Guillier en la segunda vuelta.

Después de una carrera dividida, Guillier pidió una “unidad profunda” para unir la fracturada izquierda de Chile contra Piñera.

“¡Somos más y por lo tanto debemos ganar en diciembre!”

Sánchez no mostró apoyo a Guillier al reconocer los resultados, sino que criticó al cadidato de derecha: “¡Sebastian Piñera es un paso atrás para el país y el país va en una dirección diferente!” Dijo Sánchez

Piñera mantuvo el optimismo que mostró en la campaña, repitiendo su eslogan “mejores tiempos”: “Este resultado es muy similar al de 2009. Y recordarán que en 2009 ganamos las elecciones”, dijo Piñera, ante una gran multitud.

La participación electoral fue más alta de lo esperado, un factor que según los analistas iría contra Piñera si se repite en segunda vuelta.

La coalición de Bachelet, que no puede presentarse nuevamente este año, apoyó a Guillier y a otro candidato de centro izquierda. Hablando desde el palacio presidencial el domingo por la noche, la mandataria instó a los chilenos a votar en diciembre, diciendo que sus reformas políticas estaban en juego.

Compromisos electrónicos

Guillier se enfrenta a un más pulido Piñera, que supervisó un sólido crecimiento económico en su primer mandato presidencial.

El exmandatario ha prometido duplicar la tasa de crecimiento económico de Chile, con propuestas que incluyen recortar los impuestos corporativos, hacer que la minera estatal Codelco sea autosuficiente y ajustar el sistema de pensiones para incluir incentivos para jubilaciones.

Sin embargo, debe aliviar los temores de que acabará con los avances logrados en el gobierno de Bachelet para estudiantes, mujeres y trabajadores; desde la expansión de la educación gratuita hasta el fortalecimiento de los sindicatos.

Si Guillier triunfa en segunda vuelta, se ha comprometido a abordar la alta desigualdad en una de las economías más amigables para los negocios de América Latina. Asimismo, se propone diversificar la dependencia de Chile del cobre, aumentar el acceso a la educación superior gratuita y plasmar los derechos de los trabajadores en una nueva constitución.

Desde su transición a la democracia en 1990, Chile se ha destacado como uno de los países más desarrollados de la región. Pero la deuda pública ha crecido a medida que los precios más bajos del cobre afectaron los ingresos del gobierno en los últimos años, y los críticos de Bachelet dicen que no logró obtener inversiones o priorizar el crecimiento económico que se desaceleró a un promedio anual de 1,8 por ciento.

Si bien los inversionistas ven a Piñera como una apuesta segura para la economía, su anterior mandato se vio empañado por protestas estudiantiles masivas en busca de una reforma educativa.

Con información de REUTERS