Fiscalía argentina pidió embargar a un primo del presidente Macri
Share this on

Fiscalía argentina pidió embargar a un primo del presidente Macri

El empresario Ángelo Calcaterra está envuelto en la enorme causa de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht. El fiscal que se encuentra al frente de la investigación en Argentina pidió que al primo del presidente de Argentina, Mauricio Macri, le sea trabado un millonario embargo.

El familiar del mandatario argentino es investigado por las supuestas maniobras dudosas que realizó mientras se encontraba al mando de la empresa IECSA. A través de esa compañía Calcaterra participó en el consorcio que ganó la licitación del soterramiento del tren Sarmiento.

Para el fiscal federal Franco Picardi el empresario entregó sobornos a cambio de resultar beneficiado con obras públicas durante la administración del matrimonio Kirchner.

El diario La Nación mencionó que Picardi pidió el mayor embargo para el primo de Macri con el fundamento de que el empresario vendió la constructora IECSA tras ser investigada por corrupción. El fiscal pidió que Calcaterra sea embargado por 54, 3 millones de pesos argentinos (más de 3 millones de dólares).

Además de la entonces firma de Calcaterra y de Odebrecht, las otras compañías que hacen parte de la causa son Ghella y Comsa S.A. Para los representantes de esas entidades, Picardi pidió un embargo de 43, 5 millones de pesos (cerca de 2 millones y medio de dólares). Aunque el proyecto de soterramiento del ferrocarril Sarmiento es materia de investigación el fiscal solicitó que se asigne un nuevo veedor para continuar con la obra.

Este medio no pasó por alto que Picardi es cercano a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien a propósito fue la que lo nombró como fiscal general. Antes de asumir ese cargo, Picardi ejercía como subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial y Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Justicia.

De acuerdo con El Cronistadentro del sumario judicial se investiga si el consorcio integrado por las empresas IECSA, Odebrecht, Ghella y Comsa S.A. manipuló diferentes contratos para sacar provecho. Para la fiscalía, ese dinero a favor estaba camuflado en la documentación entre los supuestos sobreprecios.

Según ese diario, los sobornos que entregaron las compañías a cambio de jugosos contratos públicos fueron hechos a través de la firma CAESA. Detrás de la corporación se encuentra Manuel Vásquez, quien fue asesor del entonces secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime.

El fiscal Picardi sostuvo que el dinero pagado en coimas por IECSA y Comsa S.A. entre el 2005 y el 2009 sería de 600 mil pesos (más de 35 mil dólares). En su pedido ante el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, el funcionario público aseguró que en varias oportunidades las transacciones fueron declaradas como honorarios por servicios de asesoría.

“Nunca ha habido prestación alguna y la registración ha sido un mero montaje utilizado por los intermediarios y testaferros del exfuncionario Ricardo Jaime para recibir el pago de coimas”

Entre tanto, el diario Perfil estableció que Calcaterra no es el único familiar del presidente Macri que utilizó como testaferro al asesor de Jaime. La empresa Sideco Americana del Grupo Socma, propiedad de la familia Macri, figura como uno de los clientes de CAESA entre el 2005 y el 2009, según los archivos de la Administración Federal de Impuestos Públicos (AFIP).