Inició el juicio contra el vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas
Share this on

Inició el juicio contra el vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas

El exfuncionario es investigado por asociación ilícita luego de haber sido señalado de recibir sobornos de parte de la empresa brasileña Odebrecht. Junto a él hay otras 13 personas procesadas, entre ellas uno de sus familiares. En reemplazo de Glas fue designada como vicepresidenta encargada, María Alejandra Vicuña.

El vicepresidente de Ecuador habría recibido cerca de 13,5 millones de dólares a través de su tío Ricardo Rivera. Antes de dar comienzo a la audiencia el político aprovechó para reafirmar su inocencia ante los medios de comunicación presentes y denunció que no existen pruebas que sustenten su supuesta culpabilidad.

En referencia a las acusaciones en su contra Glas apuntó: “Me dibujan a mí como el jefe de una supuesta banda, y cómo puede ser eso posible cuando ni siquiera conozco a la mayoría de las personas procesadas”, citó el portal Extra.

El exfuncionario arrepentido de Odebrecht, José Conceiçao Dos Santos reconoció que la compañía entregó cerca de 33 millones de dólares a diferentes empresas de Ecuador. Algunas de las firmas involucradas son la Refinería del Pacífico, la hidroeléctrica Manduriacu y el poliducto Pascuales-Cuenca.

El primero en brindar su testimonio fue el exsecretario de la Presidencia Alexis Mera. Según el diario El Telégrafo, el funcionario aseguró que el vicepresidente estuvo detrás de las negociaciones de los contratos públicos. El declarante sostuvo que dichos acuerdos se cerraron cuando Glas ejerció como ministro de Sectores Estratégicos y como vicepresidente de la República, durante el mandato de Rafael Correa.

“Jorge Glas lideró tanto la expulsión como el retorno de Odebrecht”

De igual manera, Mera aclaró que el expresidente Correa confiaba plenamente en la labor de Glas y por ende todo el equipo creía en lo que este les decía. Al ser consultado por la construcción del poliducto Pascuales-Cuenca el testigo reconoció que en su momento los encargados de negociar con Odebrecht le pasaron a Correa un presupuesto inflado.

“Nos pareció siempre un crédito excesivo, un proyecto innecesario. En la administración pública uno cree en los funcionarios que tiene”

Durante las tres primeras jornadas de juicio, la fiscalía de Ecuador reprodujo al menos 8 pruebas documentales. El diario El Universo informó que aún con las pesquisas el abogado defensor de Glas, Eduardo Franco, decidió desestimarlas porque según sus propias palabras no son congruentes con la teoría que instaló esa entidad judicial.

Entretanto, el tío de Glas aseguró que hasta el momento los indicios presentados lo único que han hecho es “demostrar su inocencia”.

Con el vicepresidente ya son 9 las personas que han sido enjuiciadas por el delito de asociación ilícita. El fiscal general del Estado, Carlos Baca, señaló a Glas como el autor intelectual del entramado de corrupción de Odebrecht, en lo que concierne a Ecuador. La defensa del imputado no descartó la posibilidad de llamar a testificar al propio expresidente Rafael Correa, quien de inmediato se mostró dispuesto a la solicitud.

El exmandatario regresó hace pocos días a Ecuador con el objetivo de “expulsar a los traicinoneros”, en referencia al actual jefe de Estado, Lenin Moreno. Es que una vez que el presidente tomó conocimiento de la causa en contra de Glas optó por mantener distancia.