Venezuela ahora también tiene su propia criptomoneda: el ‘Petro’
Share this on

Venezuela ahora también tiene su propia criptomoneda: el ‘Petro’

El presidente venezolano Nicolás Maduro presentó al mundo el ‘Petro’: la moneda digital con la que pretende eludir las sanciones financieras lideradas por Estados Unidos, respaldada por las reservas petroleras de ese país en la búsqueda de recuperar una economía colapsada.

El mandatario ofreció pocos detalles sobre el lanzamiento de la divisa o cómo lograría tal hazaña, pero aplaudió que “el siglo 21 ha llegado”: “Venezuela creará una criptomoneda”, respaldada por reservas de petróleo, gas, oro y diamantes, dijo Maduro en su transmisión televisada de los domingos; una exhibición de cinco horas de canciones navideñas y bailes.

Según él, el Petro ayudaría a Venezuela a “avanzar en temas de soberanía monetaria, hacer transacciones financieras y superar el bloqueo financiero”.

Los líderes de la oposición se burlaron del anuncio diciendo que necesitaba la aprobación del Congreso, mientras algunos arrojan dudas sobre si la moneda digital alguna vez vería la luz en medio de la agitación. La moneda real, el bolívar, está en caída libre, y el país vive con necesidades básicas de alimentos y medicinas.

Aún así, el anuncio destaca cómo las sanciones promulgadas este año por el gobierno del presidente estadounidense Donald Trump están perjudicando la capacidad de Venezuela para mover dinero a través de los bancos internacionales.

Washington ha impuesto sanciones contra funcionarios venezolanos, ejecutivos de PDVSA y la emisión de deuda del país.

Las fuentes dicen que los departamentos de cumplimiento están analizando las transacciones vinculadas a Venezuela, lo que ha ralentizado algunos pagos de bonos y complicado ciertas exportaciones de petróleo.

El anuncio del Petro llega con el precedente del reciente aumento espectacular del bitcoin, que ha mostrado señales de que la moneda digital está ganando tracción lentamente en el mundo.

El anuncio desconcertó a algunos seguidores de las criptomonedas, que generalmente no están respaldadas por ningún gobierno o banco central. Irónicamente, los controles cambiarios de Venezuela en los últimos años han estimulado una moda de bitcoin entre los venezolanos conocedores de la tecnología que buscan eludir los controles para obtener dólares o hacer compras en Internet.

El gobierno de Maduro tiene un pobre historial en política monetaria. Los controles de moneda y la impresión excesiva de dinero han llevado a una depreciación del 57 por ciento del bolívar frente al dólar en el último mes solo en el mercado negro. Eso ha reducido el salario mínimo mensual a solo USD 4,30.

Para los millones de venezolanos sumidos en la pobreza que luchan por comer las tres comidas al día, es poco probable que el anuncio de Maduro brinde un alivio inmediato.

Los economistas y los líderes de la oposición dicen que el jefe de Estado se ha negado imprudentemente a revisar los controles de Venezuela y frenar el colapso económico.

Ahora podría estar tratando de pagar a los tenedores de bonos y acreedores extranjeros con la nueva moneda en medio de un plan para reestructurar la mayor carga de deuda del país, según los líderes de la oposición, aunque es probable que el plan fracase.

Con información de REUTERS